Prensa

Abril 2018

Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo

Safety Day 2018

Todo lo que te van a preguntar sobre el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo este 28 abril 2018.

  • Factores que ponen en peligro la seguridad y la salud de los trabajadores jóvenes.

Los trabajadores jóvenes son un grupo heterogéneo y muchos factores inciden en el riesgo de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales a que están expuestos, como el estado de desarrollo físico, psicosocial y emocional, el nivel de educación, las competencias profesionales y la experiencia laboral.
.
Si bien los mayores riesgos de SST a que se enfrentan los trabajadores jóvenes suelen estar asociados a estos factores individuales, la cultura en el lugar de trabajo también puede contribuir a obstaculizar su capacidad o disposición para informar sobre cuestiones relacionadas con la SST o, por el contrario, puede proporcionar un entorno favorable que redunde en mejores resultados en materia de salud para los trabajadores jóvenes.
.
A menudo, los trabajadores jóvenes no conocen sus derechos como empleados, ni sus responsabilidades en materia de SST como empleadores jóvenes, y pueden ser especialmente reticentes a notificar los riesgos para la SST.
Los trabajadores jóvenes también carecen del poder de negociación que tienen los trabajadores con más experiencia. Ello puede llevarles a aceptar tareas peligrosas o condiciones de trabajo deficientes, así como otras condiciones asociadas al empleo precario. Su presencia en sectores económicos peligrosos y su exposición a los peligros de estos sectores aumenta aún más el riesgo que corren de sufrir lesiones profesionales y contraer enfermedades profesionales.
  • Normas internacionales del trabajo que protegen la seguridad y la salud de los trabajadores jóvenes

El derecho a la seguridad y salud en el trabajo está reconocido para todos los trabajadores, tanto los jóvenes como los adultos. La Constitución de la OIT (1919) consagra el principio de que todos los trabajadores deberían estar protegidos contra dolencias, enfermedades y lesiones derivadas de su trabajo. Este principio fue reafirmado en la Declaración de Filadelfia (1944), así como en otras declaraciones adoptadas posteriormente en diversos foros.
.
Las normas fundamentales de la OIT sobre SST establecen los principios esenciales que orientan las políticas, sistemas y programas nacionales y empresariales en materia de SST.
  • Normas fundamentales de la OIT sobre SST

  1. El Convenio sobre seguridad y salud de los trabajadores, 1981 (núm. 155) y la Recomendación (núm.164) que lo acompaña consagran los principios básicos de las políticas y estrategias a nivel nacional y de empresa que tienen por objeto promover la seguridad y salud en el trabajo y la mejora de las condiciones de trabajo. El Convenio también define las responsabilidades de los empleadores, los derechos de los trabajadores y sus representantes y los requisitos relativos a la información, la educación y la formación. El Protocolo de 2002 relativo al Convenio núm. 155 incorpora disposiciones específicas para el registro y la notificación de los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales.
  2. El Convenio sobre los servicios de salud en el trabajo, 1985 (núm. 161) y la Recomendación (núm. 171) que lo acompaña estipulan el establecimiento de servicios de salud en el trabajo a nivel de empresa para el asesoramiento al empleador, a los trabajadores y a sus representantes en la empresa acerca de los requisitos necesarios para establecer y conservar un medio ambiente de trabajo seguro y saludable.
  3. El Convenio sobre el marco promocional para la seguridad y salud en el trabajo, 2006 (núm. 187) y la Recomendación (núm. 197) que lo acompaña promueven una cultura de la prevención en materia de seguridad y salud a través del desarrollo y la aplicación de políticas, sistemas y programas nacionales sobre SST.
  4. Según la Recomendación núm. 197, el sistema nacional debería aplicar medidas adecuadas para la protección de todos los trabajadores, en particular los trabajadores de los sectores de alto riesgo y los grupos vulnerables de trabajadores, entre ellos los trabajadores de la economía informal, los trabajadores migrantes y los trabajadores jóvenes. La Recomendación también promueve la utilización de un enfoque que tome en consideración las cuestiones de género en el diseño de los sistemas nacionales, con objeto de que prevean medidas de protección de la seguridad y salud de los trabajadores de ambos sexos.
  • Mejora de la compilación y el análisis de datos e información sobre la SST y los trabajadores jóvenes

El desarrollo de un sistema de SST eficaz a nivel nacional y empresarial precisa de datos fiables sobre seguridad y salud en el trabajo. Las dificultades que plantea la recopilación de datos precisos, comparables y oportunos sobre SST obstaculizan la realización de análisis del alcance, la naturaleza, las causas y las repercusiones de los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales. Los esfuerzos desplegados para mejorar las condiciones de SST a nivel nacional y empresarial pueden dirigirse o aplicarse incorrectamente si no se cuenta con datos oportunos, precisos y completos.
.
Por consiguiente, la compilación y análisis eficaces de DATA SST son decisivos para:
  • La determinación de los peligros en el lugar de trabajo, los sectores peligrosos y los grupos vulnerables de trabajadores.
  • El desarrollo de medidas de prevención pertinentes y eficaces, adaptada a los trabajadores.
  • Sentar la base probatoria para establecer las prioridades y medir los avances.
  • El desarrollo y la aplicación de políticas, estrategias y programas que aborden la vulnerabilidad de los trabajadores jóvenes a los riesgos para la SST.
  • Orientar la demanda de estas políticas y programas tan necesarios, como los programas que integran la SST en la educación y la formación, o los programas dirigidos a determinar las necesidades de los trabajadores jóvenes cuando se elaboran sistemas de gestión de la SST en los lugares de trabajo
Con motivo del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo de 2017, la OIT puso de relieve la necesidad urgente de mejorar la compilación y el análisis de datos sobre SST a nivel nacional. A partir de los datos generados los gobiernos y empleadores deberían analizar periódicamente estadísticas nacionales desglosadas por edad, sexo, situación migratoria y sector; formular estrategias y medidas de prevención en materia de SST, y formular sistemas de compensación para los trabajadores que sean adecuados y efectivos.
.
Los empleadores son los responsables de registrar los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales y de notificarlos a las autoridades. Los empleadores que no cumplen estos requisitos de registro deberían ser sancionados adecuadamente, ya que su incumplimiento impide el buen funcionamiento de todo el sistema nacional de SST. Los gobiernos y las organizaciones de empleadores deberían asegurarse de que los empleadores tienen acceso a directrices claras para poder cumplir estos importantes requisitos, así como a formación en la materia. Las directrices deberían proporcionar orientaciones a nivel empresarial, sectorial y nacional.
.
Los trabajadores pueden aportar información relacionada con su situación individual, así como sobre la situación de sus compañeros. Debería alentarse en particular a los trabajadores jóvenes a participar en la notificación no sólo de los accidentes en el lugar de trabajo, sino también de los incidentes y los cuasiaccidentes. Sin estímulo o apoyo, los trabajadores jóvenes a menudo temen que si informan de que han sufrido una lesión en el lugar de trabajo el empleador actuará de modo que les resulte perjudicial. Esta percepción hace peligrar las importantes aportaciones que pueden hacer a las medidas en materia de SST. Todos los trabajadores entienden la importancia que reviste informar de los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales al empleador y deberían poderlo hacer sin sufrir medidas disciplinarias.
  • La participación de los jóvenes en la creación de una cultura de la prevención en materia de SST

Cuando existe una cultura de la prevención, existe un respeto por el derecho a entornos de trabajo seguros y saludables a todos los niveles, y los gobiernos, empleadores y trabajadores colaboran para asegurarlos a través de un sistema de derechos, responsabilidades y deberes definidos. En el mismo orden de cosas, se le concede alta prioridad al principio de prevención. Cuando se construye una cultura de la prevención sostenible en relación con la SST, debe prestarse especial atención a los sectores e industrias peligrosos, así como a los trabajadores vulnerables, como los trabajadores jóvenes empleados en lugares de trabajo donde el riesgo de sufrir daños es elevado.
.
El implicar directamente a los trabajadores jóvenes y a sus organizaciones en la formulación y la aplicación de medidas de prevención es muy importante, ya que permite abordar sus preocupaciones durante los debates sobre cómo construir una generación segura y saludable de trabajadores. La sociedad civil y las instituciones tradicionales de SST y sus interlocutores sociales carecen a menudo de los conocimientos y los medios para actuar en defensa de los trabajadores jóvenes.
.
Además, como gran número de trabajadores jóvenes participan en modalidades atípicas de empleo y en el empleo informal, son “invisibles” y carecen de poder de negociación y de representación efectiva. Su relativa falta de poder y voz incide en que, lamentablemente, los trabajadores jóvenes como grupo no sean tenidos en cuenta en el marco jurídico y de políticas en materia de SST, en el diseño de actividades de formación y campañas de sensibilización sobre SST, o en la determinación de las prioridades de investigación. Las instituciones públicas deben estar preparadas para apoyar a los jóvenes en sus esfuerzos por determinar su futuro, proporcionándoles recursos y brindándoles oportunidades para participar activamente.

Más cosas que te podrías interesar:

Y si tienes grandes cantidades de DATOS SST almacenados y no sabes como analizarlos, no dudes en revisar nuestros Talleres de Safety Analytics para expertos en prevención de riesgos en este link



Hoy el verdadero reto, no es sólo incorporar tecnología como instrumento cotidiano de trabajo en los departamentos de prevención de riesgos, sino que además debemos crear nuevas CAPACIDADES para obtener de estos instrumentos su potencial oculto y el agregar VALOR a la gestión en Seguridad y Salud en el Trabajo.

Recuerda que si te encuentras interesado en potenciar la Innovación a través de tu Programa de Prevención de Riesgos, puedes contar con toda la ayuda de nuestro equipo para asistirte durante el recorrido.

Atte.
Equipo Safety for Life
Conecta — Colabora — Crea

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *